Las 15 mejores frases de Camilo José Cela

Camilo José Cela, un maestro de las letras, nos dejó para la posteridad además de su extensa obra un buen número de citas célebres que hoy rememoramos.

A continuación pueden encontrar algunas de sus mejores frases y un recorrido por su biografía para conocer más en profundidad al autor de títulos tan ilustres como “La familia de Pascual Duarte” o “La Colmena”, los cuales, fueron llevados posteriormente al cine debido a su gran éxito.

1. No es lo mismo estar dormido que estar durmiendo, porque no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo.

2. Hay dos clases de hombres: quienes hacen la historia y quienes la padecen.

3. Para escribir sólo hay que tener algo que decir.

4. La filosofía del vagabundo se apoya en la no necesidad de nada y el buen talante de aceptarla sin queja alguna.

5. Lo malo de los que se creen en posesión de la verdad es que cuando tienen que demostrarlo no aciertan ni una.

6. A siete años de un suceso, el suceso ya es otro.

7. Pensar en viejo me abruma y, sin embargo, pensar en joven, en sano y arrogante joven, me parece tan insípido…

8. Un carallo a tiempo es una victoria dialéctica.

9. La más noble función de un escritor es dar testimonio, como acta notarial y como fiel cronista, del tiempo que le ha tocado vivir.

10. El que resiste, gana.

11. El humor es la gran coraza con la que uno se defiende en este valle de lágrimas.

12. Las mujeres están para ser gustadas. Después, unas se dejan, otras no… Eso va ya por provincias.

13. En ocasiones pienso que el premio de quienes escribimos duerme, tímido y virginal, en el confuso corazón del lector más lejano.

14. El nacionalista cree que el lugar donde nació es el mejor lugar del mundo; y eso no es cierto. El patriota cree que el lugar donde nació se merece todo el amor del mundo; y eso sí es cierto.

15. La muerte es de una vulgaridad absoluta; todos los nacidos terminan pasando por ella.

BONUS

  • No usemos la lengua para la guerra, y menos para la guerra de las lenguas, sino para la paz, y sobre todo para la paz entre las lenguas. De la defensa de la lengua, de todas las lenguas, sale su fortaleza, y en su cultivo literario y siempre progresivo se fundamenta su auge y su elástica y elegante vigencia.

Biografía de Camilo José Cela, el gran novelista español

Figuras literarias prominentes de España se pueden nombrar varias, entre ellas la del escritor Camilo José Cela, quien vivió la dictadura de Franco, y se caracterizó por su gran intelecto y dominio de la lengua. Nacido el 11 de mayo de 1916 en Iria Flavia, A Coruña, fue el mayor de los hijos de la familia Cela Trulock, teniendo ascendencia inglesa por parte de su madre y galaica de parte de su padre.

Lo bautizaron a la usanza antigua, con los nombres de Camilo José Manuel Juan Ramón Francisco de Jerónimo.

En 1925 se trasladó con sus padres y hermanos a Madrid, donde cursaría su educación básica en la escuela de los escolapios de Porlier. Ya entonces sentía una gran afición por las letras.

Durante 1931 tuvo que ser internado en el Sanatorio de Guadarrama, debido a la tuberculosis. En ese tiempo no tuvo otra diversión que leer, por lo que se dedicó a descubrir muchos clásicos de la literatura española, así como las obras de Ortega y Gasset.

En 1934 ingresó a la Universidad Complutense para estudiar medicina, aunque no tardaría en dejar la carrera por la Facultad de Filosofía y Letras, donde trabó amistad con María Zambrano y Miguel Hernández, así como con otros intelectuales entre los que contó a Max Aub.

Aunque en un principio sirvió en la Guerra Civil Española como parte del bando franquista, más adelante se volvería opositor del régimen de Franco.

En 1940 volvió a las aulas para estudiar leyes.

Para 1942 consiguió publicar su primera novela, La familia de Pascual Duarte, que fue tan exitoso como censurado. En 1951 publica La Colmena, no en su España natal, sino en Buenos Aires, con tal de escapar de la crítica del gobierno.

A partir de entonces, su faceta como novelista sería prolífica, más no la única de peso en su trayectoria.

En 1956 fundó Papeles de Son Armadans, una revista que se dedicaba a difundir el trabajo de escritores nacionales bajo el yugo del franquismo. También cultivó la poesía y las notas periodísticas.

Para 1989 se hizo acreedor al Premio Nobel de Literatura, mientras que en 1995 lo galardonaron con el Premio Cervantes.

El 17 de enero de 2002 fallecía en su natal Madrid, a causa de un problema cardiopulmonar. Tenía 85 años de edad y de acuerdo con testigos, lo último que pronunció antes de morir fue la frase: Marina, te quiero. ¡Viva Iria Flavia!

Add Comment