Las 15 mejores frases de Don Bosco

Juan Melchor Bosco Occhiena, más conocido como Don Bosco, fue el fundador de los salesianos. Sacerdote, educador y escritor es considerado además el patrono de los jóvenes cristianos en honor a su dedicación hacia ellos durante su vida.

Don Bosco nos dejó, además de todo lo mencionado, decenas de frases célebres en su legado. Hoy recogemos algunas de sus citas más famosas y realizamos un recorrido por su biografía para conocer más en profundidad a uno de los personajes católicos más prominentes de la era moderna, quien procuró por la educación y el progreso de los más necesitados.

1. Ser bueno no consiste en no cometer ninguna falta, sino en saber enmendarse.

2. No consideres como amigo al que siempre te alaba y no tiene valor para decirte tus defectos.

3. Haced lo que podáis, Dios hará lo que nosotros no podemos hacer. Confiad siempre en Jesús Sacramentado y María Auxiliadora y veréis lo que son milagros.

4. Por los jóvenes hemos de estar dispuestos a soportar cualquier contratiempo y fatiga.

5. El pasado debe ser maestro del futuro.

6. Alegría, estudio y piedad: es el mejor programa para hacerte feliz y que más beneficiará tu alma.

7. Respeto a todos, miedo a ninguno.

8. El dinero no puede satisfacer el corazón del hombre, sino el buen uso que de él se hace, es esto lo que produce la verdadera satisfacción.

9. Alegría, estudio y piedad: es el mejor programa para hacerte feliz y que más beneficiará tu alma.

10. Ahora hemos de trabajar, ya descansaremos en el paraíso.

11. Haced todo el bien que esté a vuestro alcance, pero sin ostentación; la violeta aunque esté escondida, se descubre por su fragancia.

12. La predica más eficaz es el buen ejemplo.

13. Mi sistema se basa en la religión, la razón y el amor.

14. La falta de modestia en el hablar, indica falta de criterio.

15. Tristeza y melancolía fuera de la casa mía.

BONUS

  • Por mucho que nos critiquen sigamos nuestro trabajo adoptando el siguiente sistema y precioso lema: obrar bien y dejar a la gente que hable.
  • Hay tres clases de compañeros: unos buenos, otros malos, y otros, en fin, que no son ni lo uno ni lo otro. Debéis procurar la amistad de los primeros; ganaréis mucho huyendo completamente de los segundos; en cuanto a los últimos, tratadlos cuando os sea necesario,evitando toda familiaridad.
  • ¡Ay de quien trabaje esperando la alabanza del mundo! el mundo es un mal pagador y paga siempre con la ingratitud.
  • No basta cargar, es necesario amar la cruz que Jesús nos pone sobre las espaldas.
  • Si cooperas a salvar un alma, aseguras la tuya propia.
  • Una hora ganada al amanecer es un tesoro por la tarde.
  • Decían de él: cuando Don Bosco está muy alegre es que tiene algún problema.

Don Bosco, el apóstol de la juventud

Es un personaje muy conocido en el mundo por su contribución al bienestar de la juventud y de la niñez; a tal grado que cientos de instituciones se han fundado en los valores de su Congregación Salesiana. Juan Bosco nació el 16 de agosto de 1815 en Becchi, Italia y tuvo que afrontar una infancia muy difícil.

Huérfano de padre, desde muy pequeño se vio obligado a trabajar arduamente para poder costear su educación, pues quería aprender pero tenía pocos recursos. Así, se desempeñó en todo tipo de oficios y cultivó un gran gusto por la lectura.

En 1841 se ordenó como sacerdote y a partir de entonces, consagró su vida a brindar educación a niños pobres, inculcándoles virtudes cristianas y un oficio digno.

Para ello, fundó el Oratorio de San Francisco de Sales tan solo un año después de ordenarse. El mismo dio vida a distintas organizaciones como la ya mencionada congregación, la Asociación de Salesianos Cooperadores y el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora para las niñas.

Como filósofo y autor, también escribió algunas obras como Sueños de Don Bosco, en donde recopilaba más de un centenar de sueños premonitorios que le habían sucedido desde los nueve años, y El joven instruido; este último libro en especial, obtuvo gran fama en el siglo XIX, llegando a imprimirse en un millón de ejemplares a lo largo de cincuenta ediciones.

Dentro de la Iglesia Católica desempeñó otro papel de gran importancia, ya que con la unificación del estado italiano, El Vaticano afrontaba un momento de crisis. Así, fue uno de los más confiables sacerdotes del Papa Pío IX.

Don Bosco, como llegó a ser conocido por su cercanía para con los niños y jóvenes, murió el 31 de enero de 1888, en Turín.

Su entierro supuso todo un acontecimiento, pues más de 300,000 personas acudieron a la capilla donde se le velaba para despedirse. En 1929, fue declarado beato y el 1 de abril del año 1934, el Papa Pío XI lo declaró santo. Habían transcurrido entonces 46 años desde su fallecimiento.

Poco después le fue dado el título de Padre, Maestro y Amigo de los Jóvenes por el Papa Juan Pablo II.

A día de hoy, la Congregación Salesiana ha fundado colegios, universidades, feligresías y otras instituciones en más de cien países alrededor del mundo, donde su objetivo primordial es la educación de niños y adolescentes, en honor a su patrono.

Add Comment