Las 15 mejores frases de Mark Twain

Conocer a Mark Twain a través de algunas de sus frases más célebres es descubrir a uno de los personajes más perspicaces que podemos encontrar a lo largo y ancho de la historia contemporánea. En esta ocasión hemos seleccionado 15 de sus mejores citas que, pese haber sido escritas hace más de un siglo, siguen siendo de plena actualidad.

1. Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa.

2. Nadie se desembaraza de un hábito o de un vicio tirándolo de una vez por la ventana; hay que sacarlo por la escalera, peldaño a peldaño.

3. Si dices la verdad, no tendrás que acordarte de nada.

4. He descubierto que no hay forma más segura de saber si amas u odias a alguien que hacer un viaje con él.

5. Es mejor tener la boca cerrada y parecer estúpido que abrirla y disipar la duda.

6. Hay tres clases de mentiras: La mentira, la maldita mentira y las estadísticas.

7. Nunca he permitido que la escuela entorpeciese mi educación.

8. El hombre es el único animal que come sin tener hambre, bebe sin tener sed y habla sin tener nada que decir.

9. Dejar de fumar es fácil. Yo ya lo dejé unas cien veces.

10. El cielo se gana por favores. Si fuera por méritos usted se quedaría afuera y su perro entraría.

11. Nunca discutas con un estupido, te hara descender a su nivel y ahi te vencera por experiencia.

12. Dentro de 20 años estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las que hiciste.

13. En dos ocasiones no debería jugar el hombre; cuando no tiene dinero y cuando lo tiene.

14. Si la verdad es nuestro más preciado tesoro, bien haremos en economizarla.

15. La única manera de conservar la salud es comer lo que no quieres, beber lo que no te gusta, y hacer lo que preferirías no hacer.

Biografía de Mark Twain, un acercamiento a un genio literario

Es uno de los escritores norteamericanos más recordados de la historia universal. Mark Twain nació el 30 de noviembre de 1835 en Florida, Estados Unidos, bajo el verdadero nombre de Samuel Langhorne Clemens. Pasó su infancia en Hannibal, un pueblo pequeño de Mississippi y a los doce años de edad, perdió a su padre.

Posteriormente abandonaría la escuela para convertirse en aprendiz de tipógrafo, donde desarrolló interés por ser periodista. Sus primeros artículos vieron la luz en publicaciones de Saint Louis y Filadelfia.

Tras cumplir dieciocho años, se instaló en un barco de vapor para ser aprendiz de piloto de un vapor fluvial, breve profesión que llegó a su fin con la Guerra de Secesión de 1861.

Por un tiempo se empleó como minero en el oeste, en su afán por hacerse rico. No lo consiguió, de modo que regresó al periodismo, ganando cierta fama gracias al estilo singular de sus artículos.

No habría de conocer el verdadero éxito como escritor sino hasta 1865, con el cuento La famosa rana saltarina de Calaveras, que firmó por primera vez con su famoso seudónimo de Mark Twain. Un viaje a San Francisco, donde se encontró con el escritor Bret Harte, lo convenció de seguir con su trayectoria en la literatura.

A partir de entonces, emprendería distintos viajes por Europa y Polinesia, que le llevarían a escribir artículos periodísticos y plasmar sus experiencias con su libro de 1869, Los inocentes en el extranjero.

En 1876 publicó su libro más famoso y autobiográfico, Las aventuras de Tom Sawyer.

En 1882 escribió la que está considerada como una de sus mejores obras, Las aventuras de Huckleberry Finn, y que finalmente lo consolidó como uno de los mejores escritores de su época.

Murió el 21 de abril de 1920 en Redding, Connecticut, de un infarto agudo.

Add Comment