Las 15 mejores frases de Woody Allen

Director, escritor, guionista, actor, comediante, dramaturgo y músico son solo algunas de las facetas más reconocidas de Woody Allen, un genio del arte y el entretenimiento cuya carrera abarca más de seis décadas.

Este icónico personaje de Hollywood también ha sido muy prolífico a la hora de explicar muchos aspectos de la vida sobre los que se le ha cuestionado, respondiendo generalmente con frases cargadas de humor que esconden a su vez grandes verdades.

A continuación puedes encontrar algunas de sus citas más célebres y un recorrido por su biografía para conocer un poco más en profundidad a este artista irrepetible quien, recientemente, se definió a sí mismo como “Un completo aficionado sin talento”.

1. Las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas se dicen solas.

2. No le temo a la muerte, sólo que no me gustaría estar allí cuando suceda.

3. ¿Por qué no dejo de destrozar mi vida buscando respuestas que jamás voy a encontrar, y me dedico a disfrutarla mientras dure?

4. En mi casa mando yo, pero mi mujer toma las decisiones.

5. Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida.

6. La vocación del político de carrera es hacer de cada solución un problema.

7. El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida, que necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia.

8. Mi forma de bromear es decir la verdad. Es la broma más divertida.

9. En realidad, prefiero la ciencia a la religión. Si me dan a escoger entre Dios y el aire acondicionado, me quedo con el aire.

10. El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero como experiencia vacía es una de las mejores.

11. Sólo existen dos cosas importantes en la vida. La primera es el sexo y la segunda no me acuerdo.

12. El sexo es lo más divertido que se puede hacer sin reír.

13. El sexo sólo es sucio si se hace bien.

14. Si no te equivocas de vez en cuando, es que no lo intentas.

15. No creo en una vida más allá, pero, por si acaso, me he cambiado de ropa interior.

BONUS

  • Lo que más odio es que me pidan perdón antes de pisarme.
  • Odio la realidad, pero es en el único sitio donde se puede comer un buen filete.
  • El cerebro es mi segundo órgano en importancia.
  • Hay dos tipos de personas en este mundo, las buenas y las malas. Las buenas duermen mejor, pero las malas parecen disfrutar mucho más las horas en que están despiertas.
  • Lo único que lamento en la vida es que no soy otra persona.

Biografía de Woody Allen, un visionario de Hollywood

Entre los varios genios que existen actualmente en la industria del cine, uno que siempre se ha sabido destacar y lo sigue haciendo, es Woody Allen, multifacética personalidad hollywoodense muy conocida por la ironía de sus historias y su agudo sentido del humor. Nacido el 1 de diciembre de 1935 en el barrio del Bronx, Nueva York; recibió el nombre original de Allan Stewart Konigsberg y pasó su infancia en Brooklyn.

Su familia contaba con una vasta herencia cultural, que más adelante quedaría plasmada en sus películas. Sus padres tenían ascendencia judía Ashkenazi, y sus abuelos habían emigrado hasta Estados Unidos desde Austria y Rusia. En su casa se hablaba tanto alemán como yiddish y hebreo.

A los 15 años de edad adoptó el seudónimo de Woody Allen, al tiempo que se dedicaba a escribir columnas humorísticas.

Al salir de la secundaria, incursionó en el ámbito del entretenimiento de mano del comediante Sid Caesar, donde pronto empezó a destacar por sus presentaciones. Para los 29 años, era ya uno de los humoristas más populares en Estados Unidos. En la década de los 60 así mismo, fue habitual para él presentarse por las noches en cabarets.

Poco después entraría a la televisión para ejercer como guionista y comediante para emisiones como The Ed Sullivan Show y Johnny Carson.

Después fue invitado para escribir y actuar en la película de 1965, ¿Qué tal, Pussycat?, por parte del productor Charles K. Feldman. Aquella experiencia despertó su interés en el cine y supuso el inicio de una exitosa trayectoria como actor, guionista y director.

Grandes películas como Manhattan, La rosa púrpura de El Cairo, Historias de Nueva York, Sombras y Niebla y Balas sobre Broadway, terminaron de consagrarlo como toda una personalidad en el mundo del cine. Las mismas destacaban por desenmascarar la psicología femenina, la religión y las relaciones humanas.

En el 2002 le concedieron el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. En el 2004 se le rindió homenaje durante el Festival de San Sebastián, donde fue galardonado con el Premio Donostia.

Woody Allen ha sido famoso tanto por sus películas, como por sus relaciones sentimentales, llegando a estar casado en tres ocasiones. La primera con Harlenne Rosen y la segunda con Louis Lasser. Finalmente, se divorció de su tercera esposa, la actriz Mia Farrow, para casarse con Soon-Yi Previn, la hija que habían adoptado entre ambos; algo que ocasionó gran polémica.

Add Comment