Se negó a creer al ginecólogo cuando le dijo que su hija estaba embarazada, la respuesta del médico fue genial

Una mujer llevó a su hija de 16 años al ginecólogo. El médico dijo, “Muy bien señora James, ¿cuál es el problema…?”

La angustiada madre dijo, “Es mi hija Sabrina. Sigue teniendo antojos, y se encuentra enferma todas las mañanas.”

El doctor invitó a la adolescente a que se sentase en la camilla y entonces comenzó a examinarla. Después de reconocerla se dirigió hacia la madre y le dijo, “Bueno, no sé muy bien como decirlo pero, su hija está embarazada de 3 meses y medio”.

La madre preguntó sin salir aún de su asombro, “¿Embarazada?, no puede ser, nunca ha estado a solas con ningún chico, ¿verdad Sabrina?”.

Sabrina, muy avergonzada contestó, “No mamá, nunca he besado a ningún chico”.

Ante aquella respuesta el doctor se levantó de la silla y caminó hasta la ventana donde se quedó mirando el cielo. Después de que pasasen unos 5 minutos, la madre finalmente preguntó, “¿Doctor, pasa algo raro ahí fuera?”.

El médico responde, “Nada importante, es solo que la última vez que ocurrió algo así apareció una estrella en el cielo que guió a los tres Reyes Magos y juro por Dios que no pienso perdérmelo esta vez.”

Se negó a creer al ginecólogo cuando le dijo que su hija estaba embarazada, la respuesta del médico fue genial

Si te gustó COMPÁRTELO con tu familia y amigos en Facebook!

Add Comment