Mantén tu baño siempre limpio y perfumado con este sencillo truco casero

Para los amantes de la limpieza y el bienestar de su hogar puede suponerles un pequeño problema el momento en el que han de emplear el cuarto de baño para hacer sus necesidades. Aunque suene algo escatológico, lo cierto, es que tras emplear nuestro WC no solo puede quedar un ambiente con un olor un tanto desagradable si no que si no se asea bien el inodoro pueden proliferar gérmenes y bacterias. En el mercado existen infinidad de productos químicos que pueden ayudarnos a combatir todo esto pero, además de resultar bastante caros, suelen ser bastante agresivos. Por esta razón te traemos un sencillo truco ecológico que puedes realizar tú mismo con el que mantendrás tu baño perfectamente limpio y perfumando, obteniendo unos resultados óptimos.

Para su elaboración necesitas los siguientes ingredientes:

  • 160 gramos de bicarbonato de sodio
  • 60 m. de jugo de limon
  • 15-20 gotas de aceite aromatico o esencia
  • Media cucharada de vinagre
  • Una cucharada de agua oxigenada al 3%

Elaboración:

1. Mezcla en un bol o recipiente de plástico el bicarbonato de sodio junto con el jugo de limón; por otra parte, mezcla en un vaso medidor el agua oxigenada y el vinagre.
2. Seguidamente agrega la mezcla de agua oxigenada y vinagre al bol junto con el aceite esencial o aromatico. Una vez bien removido, sacaremos pequeñas semiesferas con la ayuda de una cucharilla francesa.
TIPS: Si no disponemos de una cuchara francesa también podemos realizar las semiesferas con cualquier otro utensilio, siempre que no queden demasiado grandes. O, ¿por qué no ser más original? Haz tus pastillas para el inododoro de la forma que más te gusten! con forma de peces, estrellitas,… o como tu las prefieras.
Asímismo si el compuesto queda demasiado compacto podemos agregar agua o vinagre de manera que se quede como resultado una pasta homogenea.
3. Pondremos las semiesferas sobre una fuente cubierta con papel de horno y las dejaremos secar durante 4 horas para, finalmente, conservarlas dentro de un frasco de vidrio.

¡Eso es todo! Lo único que debemos hacer es mantener el frasco con nuestras pastillas ecológicas a mano en el baño y, cada tanto, coger una y tirarla en el WC. De esta forma se derretirá y conseguiremos desinfectarlo además de un aroma muy placentero en nuestro escusado.

Por si quedara alguna duda, a continuación te ofrecemos un vídeo explicativo donde te explica de forma práctica paso por paro cómo realizar todo el proceso…

Por favor, COMPARTE con tus amigos y familiares este fantástico truco ecológico!

Add Comment